Cultivo

Cultivo

En el año 1999 se comenzó a construir aquí, en Klötze, la plantación de microalgas más grande de Europa. Solo un año después se cultivaban ya las primeras algas de la especie Chlorella vulgaris en esta instalación única en el mundo. El método de cultivo novedoso y patentado se denominó en aquel momento «salto cuántico tecnológico en la producción de microalgas». Hasta entonces, las microalgas se producían sobre todo en Asia y América en estanques abiertos.

Gewächshaus Photobioreaktor Deutschland, ALGOMED, Roquette Klötze Gmbh & Co. KG

Todo el proceso de producción, desde la primera alga de nuestra colección de cultivos hasta el producto acabado, tiene lugar aquí, en Klötze, bajo nuestro control absoluto y está certificado según las normas internacionales GMP, HACCP,  ISO 9001ISO 22000ISO 50001 y HALAL.

¿Cómo funciona todo esto?

En primer lugar, nuestros «acuarios tubulares» se llenan de agua. Esta la obtenemos de nuestro propio pozo, alimentado por un conducto de aguas subterráneas a más de 45 metros de profundidad. Se trata de agua muy pura que, además, está bien mineralizada.

A continuación, se añaden los nutrientes y un cultivo de inicio de algas, y las algas comienzan a crecer. Las ventajas de nuestro sistema de tubos de vidrio de 500 km de longitud son obvias: Las algas reciben la dosis óptima de luz solar, pues no existen «zonas oscuras» como, por ejemplo, en las capas más profundas de un estanque y en el cultivo no penetran contaminantes externos. Cuando el alga está madura para la cosecha, se separa del agua por centrifugación, se seca en condiciones suaves y se puede consumir de inmediato o someter a un procesamiento ulterior.

Anbau Chlorella Algen, ALGOMED, Roquette Klötze GmbH & Co. KG

Los muchos años de experiencia de nuestros empleados bien formados, los controles permanentes por nuestro laboratorio interno y los controles de calidad adicionales realizados por laboratorios externos y las autoridades nos permiten asegurar una calidad excepcionalmente buena de nuestros productos.

Asimismo, estamos trabajando intensamente en la optimización constante del proceso y buscando nuevas posibilidades de aplicación para nuestros productos. Así, en los últimos 5 años (2012-2017) pudimos reducir en más de un tercio el consumo de energía por kg de algas producidas y a casi la mitad el consumo de agua. Entretanto también estamos cultivando, además de chlorella, una docena larga de diferentes microalgas para fines muy diversos.